jueves, 4 de agosto de 2011

Las cenizas dejaron perdidas millonarias



Diario Show 04/08 - Además de complicar el transporte aéreo y cambiar la fisonomía de varias ciudades del sur, la nube volcánica del Puyehue dejó un daño económico cuantioso. Aerolíneas, Austral y LAN perdieron alrededor de 60 millones de dólares debido a la cancelación de más de 2000 vuelos.
La erupción del volcán Puyehue generó un sinfín de transtornos, además de cambiar la fisonomía de varias ciudades del sur de nuestro país. Un sector de los que más sufrió el daño económico de la nube volcánica fue, precisamente, el de las compañías aéreas.
Aerolíneas Argentinas, Austral y LAN anunciaron que sufrieron pérdidas por más de 60 millones de dólares. Claro, desde el 4 de junio y por un período superior a un mes, debieron suspender un total de 2525 vuelos.
"La situación del volcán nos ha impedido realizar ventas por unos 40 millones de dólares respecto de lo que teníamos proyectado según nuestro plan de negocios", aseguraron fuentes de la aerolínea de bandera al diario La Nación.

LAN calculó, por ahora, pérdidas por 20 millones de billetes verdes en lo que va de esta temporada invernal que aún no terminó.
De esos 2525 vuelos cancelados, 1600 pertenecían al dueto de AA y Austral y 925 a la empresa chilena. Los destinos que casi quedaron aislados fueron Bariloche, Chapelco, Neuquén, Trelew, Comodoro Rivadavia y Río Gallegos. Además de El Calafate, Ushuaia, Río Grande, Viedma, Bahía Blanca, Santa Rosa y Mar del Plata.
Las empresas debieron reprogramar operaciones para hacer que muchos pasajeros lleguen a destino. Se hicieron célebres los vuelos especiales de Aerolíneas y Austral a Ushuaia, Río Gallegos y Miami. Por su parte, LAN programó servicios extras a Lima, Santiago de Chile y Comodoro Rivadavia.
Esquel se convirtió en uno de los destinos privilegiados para arribos y despegues. Fuentes de Aeropuertos Argentina 2000 indicaron que fue usual aterrizar allí los aviones y, por vía terrestre, hacer llegar, vía ómnibus a los pasajeros, que en su mayoría tenían como destino Bariloche.
LAN, por su parte, informó que "fue un acuerdo que hicimos con el gobierno de Río Negro, que aportó los ómnibus para cubrir el tramo terrestre. Fue una forma para poder seguir generando conectividad con esa ciudad tan castigada por la cenizas".

¿Y que pasó con aquellos usuarios que no pudieron viajar por las cenizas? Pese a entender la situación, eso no evitó las molestias. Eso sí, los pasajes que no se usaron quedaron abiertos y no generaron pérdida de dinero en los usuarios. "No hubo multas y pueden ser utilizados por el plazo de un año desde su fecha de emisión", informó LAN.
De todas maneras, las empresas aéreas aún no cantan victoria. No se animan a cuantificar los daños hasta tanto el Puyehue vuelva a entrar en inactividad, algo que todavía no ha sucedido y que los expertos aún no han determinado cuando entrará en vigencia.

No hay comentarios.: