domingo, 14 de diciembre de 2008

No tan buenas noticias...


CORTAN TELEFONO A FUERZA AÉREA, BOMBEROS Y TURISMO
Son algunas de las reparticiones que padecen el recorte de gastos dispuesto por el Gobierno Provincial. También hay problemas serios con los alquileres de viviendas.


“No hay plata” es la respuesta mas escuchada en las oficinas públicas provinciales a la hora de justificar la imposibilidad de afrontar tal o cual gasto.
El drástico recorte de gastos ordenado por el gobierno provincial tiene ribetes insólitos, a tal punto que varias dependencias públicas establecidas en El Calafate tienen cortada hasta las líneas telefónicas.
Tal es el caso de la delegación local de la Secretaría de Turismo, lugar en donde frecuentemente trabaja Alexis Simunovic, máxima autoridad de esa cartera. Los empleados no pueden realizar ningún tipo de llamada y sólo pueden atender las comunicaciones entrantes.
La Cooperativa Telefónica de El Calafate procedió a esta medida debido a las facturas impagas que mantiene ese organismo provincial. El art. 44 del Reglamento General de Clientes del Servicio básico Telefónico establece que se podrán suspender las llamadas salientes cuando el cliente no abonare las facturas dentro de los 30 días corridos posteriores a su vencimiento. Pero ese plazo suele extenderse hasta los 60 días ya que previo al corte Cotecal debe informar al cliente de tal situación.
La falta de disponibilidad de fondos llega a otros organismos, como la Fuerza Aérea y Bomberos de la Policía Federal, establecidas en el aeropuerto de El Calafate. Si bien las mencionadas son fuerzas dependientes del Estado Nacional, es la Provincia quien debe afrontar algunos de sus gastos, ya que el aeropuerto está bajo su responsabilidad.
Los miembros de la Fuerza Aérea se ven impedidos de utilizar sus propias líneas por estar cortadas. Por ello ante una imperiosa necesidad deben acudir a la voluntad de la empresa concesionaria, London Supply, para que le habilite una de sus líneas.
El problema económico no se acaba allí. Mucho más seria es la extensa mora en el pago de alquileres de viviendas que ocupan efectivos de estas fuerzas junto a sus familias. A ellos se les suman miembros de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.
De acuerdo a un convenio que se originó en el año 2000, es el gobierno provincial quien debe afrontar el pago de alquileres al personal que presta servicio en el Aeropuerto.
De acuerdo a información obtenida por “Ahora Calafate”, el monto adeudado hasta noviembre inclusive supera los 50 mil pesos. La Fuerza Aérea tiene que pagar mensualmente unos 16 alquileres, mientras que la PSA afronta otros 4 alquileres. Los Bomberos de la Policía Federal tienen a una decena de efectivos con sus familias viviendo la misma situación.
Propietarios de casas de alquiler confiaron a este diario estar cansados de esta situación que se reitera frecuentemente. Pero en este caso la demora llega a los tres meses de alquiler y algunos analizan enviar cartas documento intimando a regularizar la abultada deuda.

No hay comentarios.: