martes, 18 de noviembre de 2008

Rio Negro - Comision Mixta Evaluadora del Transporte Aereo


Con el firme propósito de cubrir la demanda de transporte aéreo turístico, sanitario, de carga y de pasajeros en general, en el ámbito de la provincia, los legisladores Fabián Gatti, Beatriz Manso y Martha Ramidán proponen crear la Comisión Mixta Evaluadora del Transporte Aéreo. La misma se conformará por el término de 180 días y su fin será planificar la puesta en marcha de servicios aéreos con conexiones regionales, nacionales e internacionales. Las principales funciones de la Comisión Mixta serán convocar a las empresas estatales y privadas a presentar estudios de factibilidad en la implementación del servicio y sus conexiones con las rutas en el corto, mediano y largo plazos. La comisión estará integrada por un representante de la Secretaría de Planificación, Control y Gestión, Ministerio de Hacienda y Obras Públicas, Ministerio de Turismo, Secretaría de Transporte, Ministerio de Producción, presidentes de los bloques legislativos y dos representantes de los aeroclubes de la provincia. También evaluará el estado actual de los aeropuertos radicados en Río Negro y analizará la "necesidad de subsidiaridad, control y seguimiento" por parte del Estado. A la capital provincial llega un solo vuelo por semana desde Buenos Aires y no existe ningún otro que la vincule con las otras grandes ciudades de la provincia. General Roca, que en los últimos años se ha afirmado como el gran polo económico y productivo de la provincia, no cuenta con vuelos a Buenos Aires, regionales y muy lejos de concretar vuelos internacionales. Bariloche es un caso exclusivo con vuelos diarios, nacionales e internacionales, creciendo anualmente el ingreso de pasajeros por vía aérea, pero curiosamente no tiene conexiones con Viedma, General Roca ni con Ing. Jacobacci. Los empresarios mineros de la Línea Sur y Sierra Grande están totalmente aislados, al igual que los pesqueros del golfo y el sector turístico de las Grutas en San Antonio Oeste.


En un hangar del aeropuerto de Viedma siguen depositados cuatro aviones de SAPSE, cuyo desuso lleva una década. Plazo que también cuenta el inagotable proceso de liquidación de esa empresa aérea provincial. Pero no es el motivo de esta ley, el de realizar un análisis detallado de lo que pudo ser y no fue, o del estado calamitoso en la actualidad de la empresa fundida, los gastos y las pérdidas que sigue dando y los juicios millonarios aún pendientes. Ese es otro capítulo. Se trata más bien de una necesidad de integración territorial que se hizo sentir ya en las postrimerías del siglo XX en nuestra región y que ahora está más que acentuada, frente a un crecimiento, productivo, turístico, poblacional, que no espera decisiones políticas para desplegarse.

Para recordar: En el año 1998 el diario la Nación publicaba "Reclamo de líneas aéreas patagónicas", en una nota expresaba el reclamo de ayuda de tres empresas del sur del país que solicitaron el apoyo oficial para seguir operando rutas con rentabilidad negativa. Se trataba de las empresa fueguina el Kaikén, la neuquina TAN y la rionegrina Sapse.

No hay comentarios.: